Limpieza de imagen

1 noviembre, 2008

Tras el patinazo de la Reina Sofía con el libro de la periodista de extremo centro Pilar Urbano, la gran mayoría de los medios de comunicación españoles (salvo Público) han emprendido una brutal campaña de limpieza de imagen a favor de la monarquía y nuestra griega universal. Salvo en el caso de Televisión Española, que ya tenía previsto un reportaje sobre Σοφία Μαργαρίτα una semana antes, hemos podido apreciar muchas opiniones favorables a que la Reina diga lo que dijo solo por el carácter de lo dicho (es decir, que lo de la libertad de expresión se lo pasan por el forro como más tarde demostraré).

Espe + Sofi + Colegio = Tiembla Tamara Tiembla

Sin ir más lejos, el Diario El País volvió a sacar la faceta más “super-chachi-progre” de Sofi, con el siguiente titular que es un verdadero descojone: “Bush metió a su país en guerras de venganza y destrucción“. Claro, si hay alguien odiado en España es George Whisky Bush, y eso el periódico lo sabe explotar bien para favorecer a nuestra monarca, intentando hacer olvidar al gran público sus comentarios sobre los homosexuales (por ejemplo). No me negarán que no es una gran defensa para intentar que algunos izquierdistas vuelvan al redil de defensa férrea a lo monárquico. Por otro lado, TVE y El Mundo decidieron mostrar la faceta  humanitaria de la Reina visitando colegios en lugares donde Cristo perdió las sandalias, o incluso el hecho de que no le gusten los toros. Como si te dijeran “vale, es una carca de aupa pero ojo! No le gusta José Tomás”.

Me consta (y a todos nosotros) que el sentimiento es mútuo. Pero eso ya es otro berenjenal entre torero y Casa Real en el que no me meteré.

En otros medios de comunicación se opta por el silencio, recogiendo de forma aséptica las declaraciones de defensa de los políticos y ya. Para que vas a preguntar más, rojo de mierda, si la Reina ya ha dicho que no es del todo cierto lo dicho. Y en diversas publicaciones web o radios se realizan encuestas en las que ya se intenta trasladar, como opinión pública predominante, el hecho de que la Reina pueda dar su opinión como un español más. Aunque no tenga derecho a voto salvo en referendos. Curiosamente, ese “derecho a opinar” no es el mismo que puedan tener Rodríguez y Ripa o los catalanes que se pusieron a quemar fotos de Magento I de España. Pero claro, esos no eran “españoles de bien“.

No me digan que no es el mejor regalo de cumpleaños que le pueden ofrecer a Sofía. Dan ganas de defender hasta a “Podría estar pasando“.

Anuncios

Platero, la Reina y yo

30 octubre, 2008

Dicen los principales defensores de la monarquía en España, aparte de la ya archiconocida frase “no soy monárquico, soy juancarlista” (que por cierto, no se cree ni el primero que la dijo), que la Casa Real es la principal garante de la neutralidad en un país tan bipolar como es España, garantizando una gran representatividad de toda la sociedad nacional.

Pues Pilar Urbano ha publicado un libro con varias conversaciones con la Reina Doña Sofía. En otro país (especialmente se me viene a la cabeza Reino Unido o Bélgica) alguien hace unas declaraciones así y acaba en primera página. Frasecitas como estas son una patada al buen gusto:

(Violencia doméstica) “Ha ocurrido siempre. Ahora se informa más y con todo detalle. En cierto modo, se provoca un contagio, se dan ideas que otros imitan. Los que son propensos tienen un filón en esas noticias”.

(Educación) “Se ha de enseñar religión en los colegios, al menos hasta cierta edad: los niños necesitan una explicación del origen del mundo y de la vida”.

(Matrimonio homosexual) “comprender, aceptar y respetar que haya personas con otra tendencia sexual, pero ¿que se sientan orgullosos por ser gays? ¿Qué se suban a una carroza y salgan en manifestaciones? Si todos los que no somos gays saliéramos en manifestación… colapsaríamos el tráfico. Si esas personas quieren vivir juntas, vestirse de novios y casarse, pueden estar en su derecho, o no, según las leyes de su país: pero que a eso no lo llamen matrimonio, porque no lo es. Hay muchos nombres posibles: contrato social, contrato de unión”.

Ni discurso de Navidad ni leches, ¿a que esto tiene mucha más chicha? Supone un par de cosas: la primera es que evidentemente el cuento de que la neutralidad monárquica es el garante de este país… se ha venido abajo cuando algunos de sus miembros sacan su vena más conservadora (esta en concreto, la misma por la que casi no viaja a Atenas 2004). Y en segundo lugar, que tiene un grave problema de percepción de la realidad. Aunque visto lo que hace la Casa Real española, especialmente con la famosa portada de Manel Fontdevilla y Guillermo en “El Jueves”, no nos extraña.

Desde luego, que no se intenten vender como “progres” o como “superguays” (Peñafiel siempre que puede lo hace, excepto con Letizia Ortiz), que es lo que hacen TODOS los medios cuando conectan con el discurso de Navidad de Juanca First, porque ya huele y han destapado la tapa. En cualquier otro sitio se replantearían muchas cosas… aquí hablarán de que al Villarreal le metieron 5 ayer. Quizás tendría que haber hecho un comentario ultraderechista como en el librito y añadir que quiere que el Getafe gane la Copa del Rey para que le hagan caso.