Top 3 de mascotas horribles: y el ganador es…

26 septiembre, 2008

Y la mascota más horrible del fútbol, la que se lleva la medalla de oro en cuanto a fealdad, no es otra que… ¡Choclito! mascota de la Copa América de Ecuador 1993. En serio, ¿a quien se le ocurrió eso? XD

La mascota elegida para la Copa América que albergó en 1993 representa nada menos que una mazorca de maiz con piernas que juega fútbol. Ya de por si la idea es como de alguien que se zampó unas setas alucinógenas (o el consabido choclo aromatizado con alguna otra sustancia), pero además no puede faltar el toque nacional con el que intenten identificar al público con algo que no tiene ni pies ni cabeza, y por supuesto amplias sonrisas para agradar al público infantil.

Ni que decir tiene que en Ecuador la elección causó polémica porque según algunos medios “no era representativa del país”. La verdad es que era chungo buscar algo representativo de allí, pero siempre se espera algo bastante más simple para estos casos en los que uno no sabe que hacer. No se; un perro, un gato, un Delfín Quishpe… Ya me veo al diseñador contratado bastante apurado el día antes de la entrega, sin ideas, y mientras comia una mazorca se dijo a si mismo “Eureka!”.

En resúmen, Choclito vencedora e incluso peor que Naranjito (porque aquí le acabamos amando, allí pasaron de Choclito a lo Poochie). Y este fin de semana nuevo especial de curiosidades de TV, no os lo perdais.

Y para nosotros Cigarrín sigue siendo
el vencedor moral.


Top 3 de mascotas horrendas del fútbol: el puesto número 2 es de…

25 septiembre, 2008

En el puesto 2 he decidido poner a un bicho que repitió en dos ocasiones su condición de mascota. No es otro que Berni (1988 y 1992), el conejo que la UEFA usó durante 2 Eurocopas como mascota y que afortunadamente la “Naranja Mecánica” en el 88 y la sorprendente Dinamarca en el 92 lograron camuflar. Sin embargo, ahí estoy yo para poner a caldo esta cosa.

Tras las dos anteriores mascotas de 1980 y 1984, la UEFA decidió que la tendencia que estaba siguiendo desde 1976 de emplear un logo fijo para el campeonato podría introducirse también en algo tan trivial como las mascotas. Y después de deliberarlo, decidieron que lo mejor era… un conejo vitaminado. Ole sus huevos. No me gusta porque es bastante fácil; simplemente es un conejo jugando fútbol. Vale, Gauchito también era fácil pero al menos tenía algo identificativo. Berni no tiene elementos del país donde se albergó ese año la Eurocopa (Alemania), y siempre he creído que era un plagio de Bugs Bunny en pobretón.

Como si fuera poco, la UEFA decidió volver a contar con “sus servicios” (léase “no me apetece contratar otro publicista”) en 1992, repitiendo su mascota con ligeras variaciones y tal vez tratando de darle algo de carisma del que carecía. Podría considerarse como error de bulto en marketing, pero de eso a los españoles nos daba igual porque teníamos una selección tan lamentable que, tras perder incluso contra ¡Islandia!, no jugamos ese campeonato. Tras la baja audiencia de esa Eurocopa y los nuevos países ex-soviéticos y ex-yugoslavos, la UEFA decidió dar un giro de 180º y cambió su modus operandi eliminando la mascota fija. En la foto de abajo podemos ver una reacción de sus seguidores:

Y mañana conoceremos a la mascota más horrenda de los torneos de fútbol. Podeis hacer apuestas.