Imagina ser espia: como lo ven los medios

26 enero, 2009

El PP de la Comunidad de Madrid tiene montado un buen pitote, como todos sabreis. Varios miembros del PP espiados, algunos de ellos contrarios a las tesis de la lideresa, otros que lo han denunciado públicamente… ante este notición, y ahora que un juez ha visto indicios de delito, hemos visto varias reacciones.

Obviando a los portavoces oficiales que te dicen una cosa y luego te dicen otra (hola, señor Pons) me pregunto: ¿cómo lo ven medios de comunicación que no son El País? Aparte de los típicos argumentos de “lo hace para defender a Gallardón”, tenemos en cuenta varios casos por los que se intenta menospreciar el trabajo que está haciendo el periodista Francisco Mercado.

* Es un bulo del periodista, que es un vendido

Con dos cojones. Los datos que Mercado ha aportado al fiscal ¿también son mentira? En este caso, varias publicaciones como “Época” (esa que dirige Dávila, al que no me gustaría ver con licencia de armas nunca) se han dedicado a investigar sobre trabajos y supuestos errores, llegando a la conclusión de que es un rojo sedicioso o peor, un vendido a la empresa. Curiosamente, podemos encontrarnos noticias del propio periodista gracias a la hemeroteca de “El País”. Un ejemplo para los que le acusan de “Prisoe”:

Dos ex alcaldes del PSOE cobraron varios millones de constructoras.

Luego ves que cuando lo citan a un juzgado, el periodista ha aportado al fiscal parte de su investigación así que ahí te das cuenta de que algo tendrá. Cuando el juzgado determina que es bueno investigarlo, pasamos a la fase dos.

* Esto no es el Watergate y aquí no ha pasado nada

Recurso favorito de diarios y prensa conservadora. En el editorial de “El Mundo” pueden leerse cosas como estas:

“Resulta una burla que algunas personas hayan comparado este caso con el Watergate soslayando que en España han ocurrido cosas mucho más terribles.”

En casos como este y el de otros medios de comunicación, que te sacan casos como el de Pizarro investigado por el CNI o cualquier otro asunto de cualquier gobierno, se intenta minimizar el hecho grave que es montarse tu propio centro de inteligencia de andar por casa para espiar a tus rivales. ¿Les joderá no haberlo sacado ellos? Posiblemente, pero aunque lo tuvieran no lo iban a poder sacar gracias a Pedro Jota.

Hoy han denunciado que Gallardón también puede tener su propio cuerpo ilegal, en este caso policías. ¿Duelo de cuchillos entre medios pro-Ruizga y pro-Espe? Si sirve para sacar las vergüenzas de estos dos sujetos y sus ambiciones desmedidas, bienvenidísimo sea.

Si la persona no quiere investigar nada ni de Gallardón ni de la Aguirre y ya ve que hasta en HazteloMirar están poniendo a parir a los peperos, siempre puede optar por la tercera vía.

* Prisa está jodida de pelas

Como si eso fuera una novedad. Cierran Localia y venden Digital+ por amor al arte, no te jode xD Lo peor es cuando te lo intentan vender como un gran descubrimiento, cuando llevan así desde que Polanco se murió. Curiosamente, no son los únicos en problemas.

Y ahora digo yo: ¿eso es razón para paralizar una investigación o criticarla? Diario 16 publicó, en un momento muy jodido para ellos, la noticia de que Roldán aumentó escandalosamente su patrimonio. Por poner un ejemplo de que por andar jodido no tienes que irle haciendo mamadas al poder… esas recomendaciones suenan un poco a Camorra napolitana.

Próximo proyecto de la Comunidad:
entrenar ninjas en la Villa Oculta de Las Rozas

Y por último, la cuarta opción: callárselo, mencionarlo en lo mínimo antes de que estalle y tengas que informar de verdad (hola Telemadrid) o defender a ultranza a tu estandarte del neoliberalismo a-mi-manera (Hola Fedeguico).

Luego se extrañan de que un PSOE que no está haciendo ni el puto pedo esté con las encuestas a su favor.

Anuncios

Paradojas: hoy, el liberalismo

3 octubre, 2008

Esperanza Aguirre podría considerarse en España como uno de los autoproclamados abanderados del llamado “liberalismo”. Según las tesis del liberalismo, las subvenciones son uno de los cánceres que están matando la cultura y deberían dejar de producirse. Asímismo, Espe ya aplica una teoría autodenominada liberal retirando subvenciones a aspectos necesarios de los servicios públicos como la sanidad o la educación.

Bueno: pues Espe, la abanderada de los liberales, ha otorgado 15 millones de euros de subvención a la última película de Garci sobre el 2 de Mayo, que viene a ser más del doble de lo que destina el Ministerio de Cultura a una película normal. ¿No habíamos quedado en que no subvencionaríamos inútilmente a “titiriteros” como diría Fedeguico? Y sobre la excusita de que Telemadrid financia la peli ¿no decían que era la tele más barata de las autonómicas? Pues ya podrían invertir ese dinero en la sanidad que se están cargando.

Algunos se creerán que es liberalismo cuando realmente intenta hacer de la Comunidad de Madrid su “cortijo de poder”. Desde 2003.


Telemadrid en huelga

26 junio, 2008

Telemadrid estuvo el 24 en huelga, y eso se notó. Los pájaros cantaban, la gente estaba despreocupada (algo normal, la cadena ha perdido audiencia cada año) y en general la opinión sobre este paro ha sido buena, aunque algunos medios como LsD te la intenten vender como “un parón estalinista”. Un 2% de audiencia fue el share de la cadena ese día, y a pesar de que para la dirección fue “un fracaso” los trabajadores consiguieron parar todo un canal. Un fracaso no fue, desde luego.

Telemadrid en negro

Curri Valenzuela salió muy favorecida el día de la huelga.

A pesar de que la convocatoria fue un éxito (prueba de ello es que no se emitió en 24 horas) los presentadores salieron con más bilis que nunca. Curri Valenzuela equiparó  en su programa a los trabajadores, que simplemente pararon, con los camioneros piqueteros, y dijo que la convocatoria era política minimizando sus reivindicaciones. Por supuesto, pasó por alto la reivindicación esencial: la libertad de trabajo de la que los trabajadores carecen desde hace 5 años, en parte por las injerencias políticas de Esperanza Aguirre. Una liberal excepto para cosas como esta, donde mete mano a más no poder. Y se nota.

Tras reanudar su programación a las 12 del mediodía, cualquier persona habría comprendido en seguida por qué pararon los 3 principales sindicatos en el día de ayer. Tras una emisión de prueba para recuperar el ritmo con un documental de relleno, apareció el debate ‘Alto y Claro’ en el que su presentadora victimizó a la cadena y a sus jefes, poniendo a los trabajadores directamente de chantajistas al igual que los contertulios. Esta vez no tenía a Calleja al lado para sacarle los colores. No lo habían “vuelto a llamar”. En su lugar estaba una Consejera de la Comunidad de Madrid, que estaba recibiendo un maravilloso masaje.

Esta tendencia continuó en los Telenoticias de la cadena, donde el presentador se afanó en abanderar la recuperación de la señal como la “recuperación del derecho a la información” (ay que me rio) y al desprecio a los sindicatos y trabajadores, menospreciando las razones de la huelga (sin mencionar una vez más la de la falta de libertad para trabajar, característica esencial) y remitiéndose a un comunicado oficial. Bustos parlantes.

Es totalmente cínico vender una reivindicación laboral como “perjuicio a los usuarios”, cuando no es más que el parón de una cadena de tele, dentro de una amplia oferta informativa sobre Madrid. Por mucho que se empeñen Telemadrid no es un servicio esencial dentro de unas reivindicaciones. De hecho, si hubo un parón de 23 horas fue porque otros tribunales como el TSJM le dieron la razón a los demandantes Los debates de Buruaga o Curri no son servicios esenciales.

Además está el tema de que pudiera resultar algo perjudicial para el espectador, cuando no lo es. Un perjuicio es que seas diabético y no tengas insulina porque los farmacéuticos se hayan puesto en huelga. ¿Pero que perjuicio hay con este pequeño apagón? ¿Perder información regional? No creo, porque son reportajes institucionales dignos del Pravda, y existen cientos de medios locales de todas las tendencias, desde Localia hasta Onda6. ¿Profesionales expertos? No creo, Alipio Gutierrez e Inmaculada Galván han sido los últimos en salir pitando de ahí. Ya nadie quiere trabajar en Telemadrid, salvo periodistas bastante partidistas como Hermann Tertsch (deberían ver el nuevo “Diario de la Noche”, hace de Dragó un gran profesional).

La conclusión a todo esto es muy sencilla: si alguien dudaba de que los trabajadores de Telemadrid tenían razón en sus reivindicaciones por volver a recuperar unas cuotas de libertad y dignidad en su profesión, debería despejárselas viendo el Telenoticias del día 25 de Junio. Dicho informativo es uno de los claros ejemplos de lo que un buen periodista NO debería hacer.

Recomendado: Televisión en Negro, de Javier Pérez de Albéniz