El periodismo es un gran invento

12 junio, 2009

Si aún alguien no lo sabe, al Real Madrid le han clavado más de 90 millones por Cristiano Ronaldo. Un timo, y yo si fuera madridista estaría un pelín cabreado. Podían haber sido muchos menos, pero es lo que tiene que el presidente anterior fuese Ramón Calderón. Las reacciones han sido muchas y me gustaría destacar las más extremas.

Por un lado, en Telemadrid (que le vino bien para callarse ciertas cosas) el fichaje de CR7 fue mostrado como algo magnífico, y solo unos pocos decían que pagar 90 millones por un tio de Portugal era algo “poco razonable”. Vamos, manipulando un poquito la realidad, pero ya están acostumbrados desde 2003.

Y por el otro, los redactores de Sport y Mundo Deportivo que están que escuecen. En la sección de opinión de Sport podemos ver un claro ejemplo de argumentación errónea, en la que se abusa de la demagogia de los 20 duros para poder criticar a gusto. Me explico: veamos el primer párrafo.

No tengo más remedio que protestar (…) por un fichaje que me parece una auténtica inmoralidad. (…) En estos tiempos de brutal crisis económica, en los que muchas personas malviven del paro y tienen problemas para pagar su hipoteca, resulta escandaloso comprobar como el presidente del Madrid consigue crédito de los bancos para hacer realidad sus frivolidades futbolísticas. Es repugnante ver como las entidades crediticias tratan con mano dura y amenazas de embargo a los pobres y abren el grifo del dinero a los ricos. Si esta es la sociedad que nos ha tocado vivir, mejor volver a la prehistoria.

De momento el artículo está siendo demasiado We are the world y parece que en el siguiente párrafo el redactor de Sport nos va a invitar a asaltar el Palacio de Invierno. ¿Mantendrá el mismo tono en todo el artículo y nos revelaremos contra esa malvada oligarquía capitalista?

Pues no. Siguiente párrafo.

Estoy absolutamente indignado por la manera como Florentino Pérez ha roto el mercado de fichajes de este verano. Primero, pagando 65 millones de euros por Kaká y ahora 94 por CR7. Sus maneras tan poco ortodoxas lo único que han provocado es una inflación brutal que imposibilitará hacer contrataciones a precios lógicos. El primer afectado puede ser el Barça, ya que el Bayern de Munich pondrá la cotización de Ribéry por las nubes y el Inter volverá a pedir el oro y el moro por Ibrahimovic. (…)

Amigo, amigo, amigo, amigo.  Que me parece a mi que los parados como que ya no importan tanto, y esos “argumentos” del primer párrafo eran solo para conectar con el lector. Sin embargo, queda en evidencia con algo que parece contradictorio. Porque ¿al parado al que menciona no le parecerá igual de ofensivo gastarse 45 millones que 94?  ¡Que más da! De alguna manera había que golpear al rival.

Me encanta el periodismo de opinión 🙂 Te encuentras cada barbaridad que pa qué.

¡Si acabamos con la Coca Cola Zero acabaremos
con Florentino! ¡Los fichajes burros solo los hacemos nosotros!