Canción del verano 2008: hoy, los candidatos de Estados Unidos

1 octubre, 2008

Unas elecciones de un país que curiosamente deciden el devenir futuro del planeta. Y que por cierto, están llenas de curiosas anécdotas como las canciones electorales. Ya salió a la palestra hace unos meses el “Yes we can” (junto con sus fabulosas parodias) que le valió a Obama la victoria frente a su rival Hillary Clinton. Y como si esto fuese Eurovisión cada líder suele tener sus propias canciones de campaña.

El caso es que muchas de ellas pueden ser malísimas. Y en verano lo pudimos ver. Sin ir más lejos, Obama pensó en atraer el voto latino con un reggaeton bastante pegajoso y malo, con rimas chusquísimas como esta:

Dicen que no contamos…
Invisibles porque no votamos
Pero aqui estamos y todo esto va cambiar…
We did the marchas y ahora vamos a votar.

Votar varias veces en el mismo párrafo xD Y con un estribillo machachón. Hoygan, Hoygan.

En reacción a esta… cosa, los famosos cantantes de country del país -muy representativo de la candidatura el usar a un redneck- realizaron un tema para pedir su voto, que no por ser más tradicional y tener más gancho no deja de seguir siendo malo.

Así que… ¿cuál es el arma secreta del Partido Demócrata? Nosotros lo tenemos. No, no me refiero a Noelia Zanón de la que hablaré otro día, sino a que en ¡Viva Honduras! tenemos el video. Si Obama quiere ganar las elecciones en lugar de usar a nuestra chica valenciana debería meter esto en sus mítines. Es como el “Yes we can” pero con mucho más gancho.

Y con esto terminamos el ciclo de mis canciones del verano. ¡LARGA VIDA A RICK ASTLEY! Y hasta mañana con otro tema nuevo.


Canción del verano

16 agosto, 2008

Según los medios de comunicación españoles (porque yo tampoco es que vea una aceptación popular pasmosa) la canción del verano de este año en España es Kate Ryan con “Elle ella l’a”. Todos en España conocemos a Katie, una cantante que trunfó hace años con “Desanchantee” y que posteriormente tuvo éxitos hasta que se dio el hostión en Eurovisión. Ahora la muchacha vuelve con una canción en francés, con su base electrónica machacona y un número 1 de Los40 bajo el brazo.

España, donde no pasar la semifinal de Eurovisión no es impedimento para triunfar.

Quizás sea esta porque David Fernández decidió cargarse a su Rodolfo Chikilicuatre, pero el honor le correspondió a esta mujer. Pero, ¿que conclusiones podemos sacar con respecto a esta canción? Unas cuantas, sin duda. Dentro de lo detestable de la canción del verano para mucha gente, este año ha habido una:

* Falta alarmante de originalidad. La canción del verano en España es un cover de una canción de France Gall de 1987, al que se le han añadido sintetizadores, bases electrónicas y un videoclip dentro de un avión, algo que a mi me recuerda a Britney Beers y su “Toxic”. Antes no había originalidad en las letras y así salieron cosas como el “Con una mano en mi cintura” de Sonia y Selena o el lamentable “Mueve tu cucu“. Pero ahora lo que falta son composiciones propias. Esto nos lleva al punto dos.

* Apuestas ultraconservadoras de las radios. Si en España triunfa un cover de hace 21 años es principalmente gracias a la labor que llevan desempeñando las principales radios españolas, con Los40 y Cadena100 a la cabeza, de no apostar por nuevos valores musicales para crear una radio de oldies de los años 90. KissFM fue la que inició todo, pero más preocupante es que en nuestro país llevemos un desfase musical que puede llegar incluso a años porque las radios no emitan las canciones nuevas de los cantantes. De hecho, si alguien triunfa con una canción esta se quedará para siempre con el, siendo el caso más clamoroso Amy Winehouse y su “Rehab” (en España no radian más temas de ella).

Y de los nuevos artistas, ni hablamos. Para sonar en radio o es una canción que triunfa en una campaña publicitaria (Natasha Beginfield) o tiene que tener chorricientos millones de visitas en TuTubo (Leona Lewis, Rihanna). La falta de artistas también nos lleva al siguiente punto.

* Los nuevos artistas no se dan a conocer en radio. Las anteriores canciones del verano fueron fenómenos de Internet. En 2006 lo fue El Koala y en 2007 Tatagolosa y sus micrófonos. Y en este caso, a falta de fenómenos, ha habido muy pocas opciones. La mayoría de las mismas no se dieron a conocer en la radio, sino en televisión o a través de YouTube. Sin embargo, y dentro de las apuestas conservadoras, las discográficas malentendieron el triunfo de estos 2 artistas (que fue más espontáneo) y decidieron ir a saco en el portal de videos.

Obviamente eso fracasó (que se lo digan a Banghra, por ejemplo) y cuando a mediados de agosto la gente no sabía que iba a ser lo más sonado en las orquestas y cutre-discotecas de las fiestas patronales, comenzaron a proliferar los salvavidas de emergencia también conocidos como “anuncios de politono”.

La conclusión que podemos extraer es una obviedad, pero que nunca está de más recordar: y es que la radio convencional española está muerta. Si ni siquiera son capaces de lograr nuevas canciones del verano, ¿van a esforzarse en promocionar a los artistas de verdad?

Eso, y que para mi la canción del verano es esta. Dentro de lo paródico, es cien mil veces mejor que la mierda de siempre.