Lección de humildad

Me gustaría destacar una cosa que sucedió ayer en Televisión Española. Un periodista que se dedicaba a realizar preguntas con puyas e incluso insultos encubiertos fue reprendido por uno de los atletas, Manuel Olmedo, que (salvo la parte de “mi táctica es perfecta”) es una respuesta magnífica.

Lo más gracioso viene cuando los periodistas de TVE se ponen gallitos a decirle (fuera de micro, con él no había cojones) que si era un maleducado, que si les daba vergüenza, que si patatín y patatán. Televisión Española es la misma cadena que hace 3 semanas decía que íbamos a superar las 22 medallas de Barcelona, la misma que decía que los españoles tenían su año deportivo solo porque ganamos la Eurocopa, y la misma que, cuando hace los resúmenes, no habla de lograr medallas sino de “lograr oros”.

Y pasó lo que tenía que pasar que es lo normal: España solo lleva 11 medallas, lo normal para sus posibilidades (No somos Francia ni Reino Unido, seguimos siendo los mismos de siempre y aquí no hay inversión) y los medios de comunicación que se llenaban la boca con el “Podemos” o con el “tendremoh trentaitrás” andan moscas con los deportistas. Ahora que las cosas andan mal y que posiblemente quedemos por debajo de Atenas 2004, los vendehumo tienen que seguir otra táctica. Ya que no hay cojones a meternos con el COE por aquello de Madrid 2016, ataquemos a los deportistas.

Por eso Olmedo es la persona apropiada para soltar la retahila de verdades a esos locutores. Un deportista modesto, al que yo personalmente no conocía, que se dedica a entrenar, muchas veces con unos medios de risa (que se lo digan a Wildeboer) con unas condiciones menos privilegiadas que en los países europeos y al que encima se le exige más de lo que puede ofrecer. En algunos casos, el tema de las becas ADO es un cachondeo que dificulta el descubrimiento y explotación de nuevos deportistas. Y en otros, el ser oro en vela, taekwondo o bádminton no se valora absolutamente nada por parte del público.

Mucha gente no tiene en cuenta el ser deportista, especialmente aquellos cuya labor es informar. En este caso algunos trabajadores desplazados a Pekín están haciendo un trabajo atroz alentando al público contra los deportistas… cuando el error está en otro lado.

Así que ole tus huevos, Manolo.

Anuncios

3 Responses to Lección de humildad

  1. Ruekov dice:

    Los periodistas de televisión, generalizando como el que más, son una mala saña que volvería a enviar a las escuelas de periodismo, no para aprender, sino para la limpieza.

    Sólo lo de hablar en los “5 minutos de silencio” me parece bochornoso, cuando puedes hacer algo precioso con más honor, en silencio, enfocando las personas, el ambiente…

    El deporte igual… sólo que aquí se buscan protagonismo y muuuucha saña.

  2. Folks dice:

    A mi me gustó cuando Leire (la bronce de persecución, no la de La Oreja de …) dijo que a su novio le estaban amenazando con quitarle la beca por no clasificarse para los juegos, y a ella tres cuartos de lo mismo; pero le daba igual: Para navidad nadie se acordaría de ella.
    ñ.ñ

  3. […] con partidos de fútbol por La 1 en lugar de algunas pruebas de españoles o aquella en la que incluso algunos reporteros tiraban mierda sobre los deportistas. Sin embargo, la dirección de TVE calificó la cobertura como “una de las mejores”. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: